Skip to content

Dispositivos móviles, bibliotecas y bibliotecarios

febrero 5, 2013

Esta semana pasada me leí dos artículos que hablaban sobre los dispositivos móviles en las bibliotecas. Los artículos a los que hago referencia son de Julián Marquina y de Natalia Arroyo Vázquez.

smartphone

En el de Julián Marquina el autor nos da los datos de acceso a internet desde los smartphones y la creciente utilización que están teniendo estos. Los smartphones en la actualidad suponen el 34% del mercado de los teléfonos móviles. Resumiendo un poco, lo que nos quería decir el autor era que las bibliotecas deben tener en cuenta la utilización de los dispositivos móviles por sus usuarios ya que cada vez acceden más a la biblioteca desde estos.

Por otra parte Natalia en su artículo lo que nos pretende decir es que los bibliotecarios deben enseñarse a utilizar los smartphones o dispositivos móviles antes de utilizarlos en las bibliotecas, ya que si quieren implementar códigos QR antes deberán saberlos utlizar para poder resolver dudas a los usuarios. Pero como dice en su artículo en el contexto actual que vivimos lo más fácil para que los bibliotecarios se enseñen a usarlos será que se traigan su propio smartphone, mezclando de esta manera su vida personal con su vida profesional. Y aquí en este punto es donde entra mi dilema ¿es conveniente mezclar vida personal y profesional?.

Yo no soy partidario de mezclar la vida personal y la profesional y creo que en este caso también se podrían ver alternativas. Creo que para una biblioteca comprar uno o dos smartphones no sería un gasto tan elevado y que sí se le da un uso adecuado será beneficioso para todos. La solución que yo propondría para este problema sería la siguiente: que la biblioteca destinara en su presupuesto una partida de dinero para comprar un smartphone o dos dependiendo del número de bibliotecarios que trabajaran y que este smartphone solo fuera utilizado para trabajos de la biblioteca y que no saliera de ella. Otra opción si se comprara un smartphone sólo es que todos los bibliotecarios se formaran en su utilización y que después en el servicio de referencia hubiera un bibliotecario dedicado a las dudas que pudieran surgirles a los usuarios en este tema.

En conclusión, con el avance tan vertiginoso de la tecnología las bibliotecas van a tener que adaptarse al nuevo tipo de usuario y esto conlleva aprender la utilización de los dispositvos móviles que hay ahora y los que habrá en un futuro, porque seguro que dentro de 5 o 10 años habrá otros dispositvos móviles más avanzados que dejarán obsoletos los actuales. El dilema es sí utlizar nuestro smartphone como herramienta de trabajo en la biblioteca y mezclar vida personal y laboral o buscar soluciones para no utilizar lo que es de nuestra propiedad en el trabajo. Yo soy partidario de buscar soluciones y solo en último lugar mezclar nuestra vida personal con la laboral porque está claro que si no se consigue presupuesto para adquirir algún dispositivo móvil deberemos enseñarnos por cuenta propia y además llevarlo al trabajo para que los usuarios tengan un buen servicio.

Francisco González llopis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: